Deja un comentario

Adiós tricampeón

arguello

La noticia llegó tan fuerte como un gancho al hígado. “Alexis Argüello se disparó al corazón”. Es el tipo de golpe que llega cuando menos se espera, que deja suspendido en el limbo y luego paraliza.

El deportista más exitoso de Nicaragua era un alcalde controvertido y sano de apariencia. Murió joven y en medio de un misterio que sólo envuelve a los grandes. Alexis Argüello ganó tres coronas mundiales de boxeo y nunca lo destronaron. Probablemente es el mejor boxeador de América Latina después de Roberto “Mano de Piedra” Durán.

Igual que el mundo se consternó con la muerte de Michael Jackson y pregunta ahora qué pasó, Managua se acongoja y busca explicaciones a la muerte de Argüello. El misterio no está en cómo murió, sino en lo que lo llevó a la muerte.

Hay misterio, sí. El dolor de su muerte no debe ser una excusa para ocultar lo que hay detrás, desde una frustración hasta las supuestas “presiones”.

Los conflictos de Argüello con la droga y su partido político, el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), eran de dominio público. No es casualidad que en las calles de Managua la frase más repetida es “Alexis tenía mucha presión”.

La presión aparente era la de su partido político, pues Alexis mismo explicó muchas veces sólo obedecía órdenes de los dirigentes del FSLN.

El misterio está en por qué se quitó la vida si se le miraba siempre sonriente, con muchos proyectos para Managua en su cabeza… literalmente. Había dudas de su felicidad, pero se miraba cómodo obedeciendo, a pesar de que no era su estilo, que por cierto estaba lejos de la hipocresía.

Había triunfado en el boxeo hasta convertirse en tricampeón mundial. Decía que su dinero lo había botado pero lo había disfrutado. Se metió a político y también fue exitoso, ya que se convirtió en vicealcalde en el primer intento, y logró ser el alcalde de Managua también en su primera oportunidad.

El misterio en realidad tiene sombra.

Nadie supo dónde se perdió cuando supo que en los resultados preliminares de las elecciones municipales del 4 de noviembre de 2008 lo daban como derrotado. Aún cuando el Concejo Supremo Electoral lo declaró ganador, no apareció hasta varios meses después, cuando debió tomar su nuevo cargo.

En aquella ocasión se sospechó de su adicción a las drogas. Sus amigos cercanos confirmaron que se drogó para “superar” un estado de depresión. Esta vez las drogas no fueron suficientes para superar la depresión.

Mientras nada se aclare, el misterio sigue latente.

Leer más: http://www.leonjodido.com/2009/07/sobre-la-muerte-de-alexis-arguello.html#ixzz1lktN5eEO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: